Escapada a Bilbao con niños: consejos para pasarlo en grande

Escapada a Bilbao con niños: consejos para pasarlo en grande

Bilbao es un destino ideal para familias porque ofrece infinidad de alternativas para planes con niños. Sin ir más lejos, el propio Guggenheim, uno de los principales atractivos de la ciudad, no es el típico museo al uso, ya que tiene una arquitectura que siempre fascina a los más pequeños, al igual que increíbles esculturas en sus exteriores como la famosa araña de Louise Bourgeois. En el interior, los niños pueden disfrutar del colosal laberinto de Richard Serra, de donde os costará sacarlos y no precisamente porque se hayan perdido.

Además, si hacéis vuestra escapada a Bilbao en verano, muy cerca del museo hay parques con  amplias zonas de juegos que incluyen unos divertidos chorros de agua tipo géiser, con los que los críos seguro que se lo pasarán en grande y los mayores que quieran también.

Y si vais con críos futboleros les encantará conocer el estadio de San Mames, la catedral, que se puede visitar a través de un tour completo que abarca tanto el estadio como el museo del Athletic.

Qué ver en un día en Bilbao con niños

Si no disponéis de mucho tiempo y queréis ver lo máximo posible de la ciudad yendo con niños, es una idea estupenda hacer un recorrido en barco por la ría de Bilbao, algo que siempre fascina a los más pequeños y que es una manera perfecta de descubrir en apenas una hora (lo que dura el trayecto) todo el entorno donde se ubica el Guggenheim, una de las zonas más bonitas del Bilbao actual.

Igualmente, para ver muchas cosas en poco tiempo de un modo que sea divertido y guste a los niños, puede ser muy interesante hacer un tour guiado en bicicleta, ya que hay rutas programadas con un ritmo adaptado a familias. Su punto de partida es la zona de la ría, por lo que la actividad se puede combinar a la perfección con una visita previa al museo o incluso con el trayecto en barco, teniendo en cuenta que las rutas en bici van más allá del área de la ría.

Qué ver en los alrededores de Bilbao con niños

En cambio, si no vais con prisa y queréis hacer planes interesantes para conocer el entorno de Bilbao, una actividad con la que acertaréis seguro con los pequeños es la subida en funicular al monte Artxanda, pudiendo disfrutar además una vez allí de unas sobrecogedoras vistas.

Asimismo, cruzar el Puente Colgante que une Portugalete con Las Arenas es una experiencia que siempre cautiva a mayores y pequeños, al igual que acercarse si el tiempo acompaña a Mundaka, uno de los rincones más icónicos para los amantes del surf.

Dónde comer en Bilbao con niños

Precisamente el monte Artxanda que acabamos de referir tiene varios restaurantes familiares, con lo que podéis poner el colofón perfecto a vuestra excursión en funicular comiendo aquí. Con todo, a lo largo y ancho de la ciudad encontraréis también muchos parques infantiles, sin que sean mala idea otras alternativas como comer en la Plaza Nueva de la parte vieja de la ciudad, ya que tiene un espacio inmenso para que los críos jueguen y correteen.

Dónde dormir en Bilbao con niños

Para alojarse en Bilbao con niños la mejor opción es un apartamento para toda la familia como el que puede ofreceros Líbere, que os da además la oportunidad de hospedaros en una ubicación privilegiada, enfrente del mismo Guggenheim.

Un alojamiento en Bilbao que lo tiene todo

En este inmejorable emplazamiento podréis disfrutar de un alojamiento al que no le falta detalle para que tengáis el máximo confort: habitaciones con sofá cama y armarios, cocina equipada tanto con menaje como con electrodomésticos (lavavajillas y lavadora-secadora incluidos), y también la última tecnología, ya hablemos de climatización, redes wifi o televisión.