My place
Escapada a Córdoba: Qué ver y hacer en dos días

Escapada a Córdoba: Qué ver y hacer en dos días

Visitar Córdoba es uno de esos viajes imprescindibles en la vida que no deberíamos dejar pasar por alto. Esta ciudad atravesada por una de las joyas de Andalucía y España, el río Guadalquivir, fue durante el siglo XI la capital más extensa y culta de Europa. Hoy en día, la ciudad de Córdoba mantiene el legado histórico y cultural que dejaron en sus calles los romanos, judíos, musulmanes y cristianos, como la Mezquita-Catedral, el Alcázar de los Reyes Cristianos o su centro histórico.

Si te encuentras en algún lugar de Andalucía como Sevilla o Granada, no dejes pasar la oportunidad de acercarte a conocer la denominada como ciudad de las tres culturas. Aquí te dejamos un listado de ideas con sitios para visitar en Córdoba y sus alrededores en dos días.

Qué visitar en Córdoba capital

Córdoba capital, un lugar lleno de edificios icónicos y declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO ofrece a sus visitantes infinidad de planes para hacer y cosas que ver. Sus calles, plazas, monumentos únicos en el mundo, exquisita gastronomía y buen ambiente son algunas de las opciones de las que puedes disfrutar durante tu escapada de dos días o más. A continuación, te dejamos más en detalle el nombre de algunos de los lugares imperdibles de Córdoba ciudad que debes visitar.

Mezquita-Catedral de Córdoba

Una obra llena de historia, belleza. La Mezquita de Córdoba es sin duda uno de los monumentos más bonitos e impresionantes de España y eso la convierte en una de las cosas imprescindibles que visitar en la ciudad. En este edificio de más de 20.000 metros cuadrados podrás ver y disfrutar de una mezcla sin igual de estilos y épocas. Sus columnas y pilares inclinados por el paso del tiempo, una impactante catedral incrustada dentro de la Mezquita, su campanario de más de 40 metros o los 365 arcos simétricos y bicolor son algunos de los tesoros que esconde este Patrimonio de la Humanidad.

Interior Mezquita Córdoba

Templo Romano de Córdoba

Situado en pleno centro de la ciudad, los restos del Templo Romano de Córdoba fueron descubiertos a mediados del siglo XX durante las obras de ampliación del ayuntamiento y en el año 2007 fue declarado por la Junta de Andalucía como Bien de Interés Cultural debido a su gran importancia. A pesar de que muchas de sus partes fueron reconstruidas, otros elementos originales como las columnas o capiteles se pueden ver en el museo de Antropología de la ciudad. El templo Romano es sin duda una de las numerosas evidencias de la importancia y presencia que tuvo el Imperio Romano en Córdoba.

Templo romano Córdoba

Alcázar de los Reyes Cristianos

A pesar de que el Alcázar de los Reyes Cristianos es uno de los edificios más representativos de Córdoba, es relativamente pequeño y en su interior hay pocas cosas que ver debido a la austeridad a la que se vio sometida tras el paso de los cristianos por él. Lo realmente destacable de este edificio son sus fabulosos y cuidados jardines.  Sorprende la dimensión que tiene este espacio dentro del Alcázar. Podrás pasear entre plantas, arboles y sus numerosos estanques. Una visita muy recomendable para parejas, familias o grupos de amigos.

Alcazar cordoba jardines

Barrio de la Judería Córdoba

Este barrio se denomina como ‘La Judería’ porque fue aquí donde residieron los judíos que llegaron a la península durante los siglos X y XV. Situada en la zona noroeste de la Mezquita de Córdoba, se trata de uno de los lugares de la ciudad más visitados por los turistas gracias a que en el se esconden algunos tesoros de obligada visita como son la Sinagoga, el Zoco Municipal o la Plaza Tiberiades. Todas las calles de este barrio se caracterizan por sus edificios de fachada blanca y sus famosos patios interiores cordobeses. Si visitas la Judería de Córdoba no te olvides de pasar por la Calleja de las Flores, considerada como una de las más bonitas del mundo. Su decoración y muros repletos de plantas y flores no te dejarán indiferente.

patio cordoba

Algunas tapas típicas de Córdoba

Como mencionábamos al inicio de este artículo, este lugar ofrece un sinfín de planes que hacer. Uno de ellos es realizar una ruta gastronómica por la ciudad.  Si eres un amante de la cultura y la gastronomía, presta atención a nuestras recomendaciones de platos típicos de Córdoba que deberías probar o por lo menos tener en mente para futuros viajes.

Flamenquín Cordobés

El flamenquín es una de esas tapas típicas cordobesas que encontrarás en todos los bares y tabernas de la ciudad. A diferencia del flamenquín tradicional, este se caracteriza por ser un rollito donde la carne se envuelve con jamón serrano y queso, aunque a veces también se elaboran con relleno de pimientos o huevos.

Salmorejo

Aunque en la actualidad el salmorejo es un plato extendido y conocido en toda Andalucía, se trata de un plato originario de Córdoba. Es una crema fría elaborada con migas de pan, tomate, ajo, sal y aceite de oliva al que se le pueden añadir virutas de jamón, huevo o picatostes. Ideal para tomar en los calurosos días de verano.

Berenjenas fritas con miel

Una delicia de la gastronomía cordobesa y un plato muy fácil de realizar donde el punto diferenciador lo marca la calidad de la materia prima. Se tratan de rodajas finas de berenjena   que se fríen para después añadirles miel por encima. Si no eres fan de la miel, no debes preocuparte porque normalmente lo ponen aparte. Este plato está presente en todas las cartas de los restaurantes y bares del casco antiguo de Córdoba.

Jamón y queso ibérico

¿A quién no le apetece un plato de jamón y queso ibérico en cualquier época del año? Córdoba es famosa entre otras cosas por la alta calidad de sus embutidos.  En todos los bares de la ciudad encontrarás estos productos y además podrás hacer una cata de quesos y vinos que te ayudaran a conocer mejor los aromas, sabores y variedades de esta provincia.

jamon iberico

 

Stay Safe. Más información sobre medidas covid-19.